Clase 12 – Los puntos de coincidencia de las piezas agresoras

Abundantes ejemplos típicos de mates con alfil y caballo en el medio juego hemos visto. Sabemos que muchas de las partidas famosas han surgido porque el jugador avezado capta la idea de la combinación por el conocimiento de estas sugestiones que estamos explicando y que forman gran parte del acervo ajedrecístico de cada uno. El hilo de la idea surge del hecho de que las dos piezas -torre y alfil- conjuguen su acción en la octava línea en un punto vital de la situación del monarca enemigo. Una vez comprobado eso, hay que ver de qué medios es posible valerse para desalojar o distraer tácticamente a las piezas adversarias de apoyo del sector amenazado. A veces ello no es factible, y el jugador desecha la combinación. En otros casos hay que maniobrar sutilmente, y en la capacidad de cada uno de ellos se encuentra la solución del problema. Pero la idea fundamental debe tenerse antes, ya que sabiendo el itinerario del plan es más fácil captar las maniobras intermedias para concretarlo en una victoria.

UNA MANIOBRA BONITA
Esto se observa con mucha claridad en el desenlace de la partida que el Dr. Skalicka le ganó a Haida en un match entre Praga y Brno, disputado en 1933. Skalicka,C – Haida,A 1-0

UNA PARTIDA DE 1894
Veremos otra posición cuya idea es la misma de la anterior, y que ha dado lugar a victorias sonadas aun en partidas de grandes maestros. El ejemplo que mostramos es el de un encuentro atribuido al príncipe Dadian de Mingrelia, y que se jugó en Odesa en el año 1894. Dadian de Mingrelia – NN 1-0

LA MISMA IDEA EXPLOTADA POR RETI
La misma idea de este mate se origina en la partida entre Reti y Tartakower, que terminó en sólo 11 jugadas y fue así: Reti,R – Tartakower,S 1-0

VARIACIONES SOBRE UN MISMO TEMA
De la misma familia que éste es el mate que se produjo en la partida Distl-Rossipal, jugada en 1900 en Praga. Distl – Rozsypal, 1-0

EL CAPITÁN MACKENZIE
Finalmente veremos otra posición, la que el capitán Mackenzie, notable ajedrecista británico del siglo pasado, venció en 1891 a un aficionado londinense. En esta posición bulle oculta una idea de mate muy parecida a las anteriores. Mackenzie,G – NN 1-0

Ha sido, sin duda, abundante la serie de ejemplos que hemos insertado para mostrar de qué manera se puede explotar la idea del mate en el medio juego mediante la acción combinada de la torre y el alfil, si las piezas coinciden en una casilla crítica y si la posición tiene determinadas características. Observamos que cuando el rey está en la banda del tablero las posibilidades se acentúan si un peón propio le quita una de las casillas diagonales de su huida y que muchas de las combinaciones más famosas hallan asidero precisamente en el conocimiento de esa familia de mates. Los maestros inician siempre combinaciones con el conocimiento pleno de la meta buscada. Saben adónde van, y de esta suerte sólo resta hallar el itinerario más corto y más seguro para sus planes. Esto es, en realidad, la táctica del ajedrez y la mayor o menor belleza de los ejemplos que hemos dado. Cuanto más oculta fue la maniobra tendiente a desnudar la posición, despojarla de la hojarasca, mejor; pero en todos los casos la base de la victoria fue el mate simple y puro de torre y alfil. Veamos dos nuevos ejemplos para terminar el tema.

UNA VICTORIA DEL DR. DURAS
En el torneo de Carlsbad de 1907, se disputó una partida entre Duras y Olland que llegó a la siguiente posición: Duras,O – Olland,A 1-0

OTRO EJEMPLO SIMPLE
En una partida entre Wiefgerber y Rellstab, disputada en el torneo de Pyrmont de 1933, se llegó a la siguiente posición: Wiefgerber – Rellstab,L 1-0

EL MATE TÍPICO EN UNA PARTIDA DE GRAN CATEGORÍA
Y finalmente vemos bullir la misma idea en la partida de Bogoljubow le ganó a Sultán Kahn. Bogoljubow,E – Sultan Khan,M 0-1

Miles de ejemplos podrían darse de posiciones que, desnudadas de sus detalles tácticos, son, en realidad, mates puros de torre y alfil. Pero nos conformaremos con lo visto para pasar a posiciones de mate de torre y caballo, que son, por cierto, también bastante frecuentes.

LOS MATES TÍPICOS DE TORRE Y CABALLO
De todos los mates de caballo y torre, sin duda los dos más típicos son los que nacen de las siguientes posiciones: Cf6-Th7 contra Rh8. Este mate puede producirse en cualquiera de los dos ángulos del tablero, y lo mismo se da con la torre en h7 que con la torre en g8.

También es frecuente el que nace de esta situación:Blancas: Cd7 y Torre en la columna “a” contra Ra7-b7.

Este mate se puede repetir en todas las casillas de las bandas del tablero en la primera línea o en la octava, siempre que un peón le quite las casilla que está delante de su rey, pues el caballo puede sacarle simultáneamente las dos laterales.

A estas dos familias y algunas ramificaciones de las mismas pertenecen casi todos los mates de caballo y torre en el medio juego, y en su conocimiento se fundan infinidad de victorias sonadas entre jugadores de cartel. Algunos ejemplos aclararán más el concepto de estas posiciones típicas. Por lo pronto, podemos anticipar un detalle que quizá hay escapado a muchos: que torre y caballo pueden dar mate sin la cooperación de ninguna otra pieza propia o extraña, y que alfil y torre no. Para dar mate con alfil y torre, como hemos visto, es necesario que la casilla de escape del rey (la que está a salto de caballo del punto en que da mate la torre) esté ocupada por un peón adversario para quitarle la retirada al monarca agredido. En cambio, torre y caballo dan mate puro y económico en la primera de las dos posiciones que señalamos pues el caballo de f6 quita la casilla de retirada g8 o h7 al rey adversario, al par que apoya a la torre, que da mate en h7 o g8.

UN RECUERDO DEL TORNEO INCONCLUSO DE MANNHEIM
Este mate de torre y caballo es bastante común, y si bien no siempre pemite ganar la partida, el conocimiento del mismo suele ser muy eficaz, pues la amenaza de llevarlo a cabo puede ser un recurso táctico que complique la tarea mental del adversario. Entre los muchos ejemplos simples que podrán mostrarse está el de una partida que el maestro alemán Post ganó en el torneo de Mannheim de 1914, inolvidable para los ajedrecistas, ya que se interrumpió por causa de la gran guerra, que se declaró cuando faltaban tres o cuatro ruedas para la total definición del concurso. Marchaba primero en ese momento el Dr. Alekhine, a quien se le adjudicó la victoria, y, además, se le tomó prisionero, pues era en ese entonces oficial de la armada imperial rusa.
Post,E – Flamberg,A 1-0

DEL TORNEO DE LA HAYA EN 1928
Entre el Dr. Treybal, de Checoslovaquia, y el suizo Henneberger se jugó en el Torneo de las Naciones, de La Haya, una partida que llegó a la siguiente posición: Treybal,K – Henneberger,W 1-0

TEMA PARA FINALES ARTÍSTICOS
El tema ha dado asimismo lugar a una serie de finales artísticos que no es del caso repetir, pero para mostrar hasta que punto puede prepararse desde lejos el mate sin más elementos que las dos piezas protagonistas de la lucha, veremos una posición de un final de Troitzky, que aconsejamos resolver antes de ver la solución para que el lector practique y vea si con los datos suministrados puede hallar por sus propios medios el camino de la victoria.
Troitzky,A – 1-0

La sucesión de combinaciones típicas que estamos comentando constituyen elementos valiosos para el ajedrecista. Le muestran cómo una serie de detalles coincidentes facilitan la labor del jugador y cuáles son los orígenes de una serie de combinaciones singulares en ajedrez; pero la gran mayoría de las mismas pertenece a familias perfectamente definidas y pondrían en graves riesgos a un jurado encargado de entregar a plena conciencia un premio de brillantez. ¿Quién no recuerda la familia de combinaciones de la “Inmortal”?, aquella combinación famosa en base de la entrega de las dos torres en la octava o primera línea, que ya hemos comentado. Luego de aquella partida se produjeron una sucesión de combinaciones basadas en la misma idea con mayores o menores variantes. Pero quedó grabada en la mente del jugador la posibilidad de esa entrega típica de piezas para distraer la dama rival y ganar tiempos en el ataque. Lo mismo pasa en casi todas estas combinaciones que estamos explicando, de familias más o menos comunes, pero conocidas en su base por los ajedrecistas fuertes y, por lo tanto, menos valiosas técnicamente de lo que se supone. Lo difícil y meritorio no es, pues, en esos casos el mate en sí, sino la mayor o menor dificultad táctica que haya debido vencerse para desenmascarar el mate, que casi siempre está oculto entre la maraña de complicaciones de una posición.

UNA COMBINACIÓN TÍPICA, PERO FALSA
Proseguiremos ahora con los mates de torre y caballo que hemos visto, pero correspondientes a otra familia que la que hasta ahora nos hemos ocupado. Veremos una posición de mate que motivó una combinación de Chingorin, tan falsa como instructiva. Se produjo en el torneo de Moscú de 1900.
Chigorin,M – NN 1-0

EL MISMO MATE EN EL RUY LÓPEZ
Más típicamente se observa este mate en la siguiente partida del Dr. Lasker, que es en realidad una maniobra conocida del Ruy López. Lasker,E – NN 1-0

LA VICTORIA DE POLLOCK EN 1893
Otro tipo común de mate de torre y caballo es el que se produjo en una conocida partida disputada por Pollock en el torneo de Buffalo, de 1893.
Pollock,W – NN 1-0

Que hay identidad de posiciones y de ideas en ajedrez nos lo muestra la posición que se produjo en una partida entre el alemán Post y un aficionado en el torneo de Berlín de 1923. Fue exactamente la misma situación anterior, con las únicas diferencias de que las negras tenían el peón en a7 y no en a6, y que las blancas tenían un alfil en h4 y el peón en c3 y no en c2. Lo demás era exactamente igual, así como el mate que se produjo. Y lo más probable es que Post no recordara esa partida, sino que encontró el mismo camino de la victoria por su conocimiento de este tipo de posiciones. Post,E – NN 1-0

UNA OBRA MAESTRA BRASILLENA
Parecida combinación se produjo en el final de la famosa partida entre el maestro brasileño Caldas Vianna, una de las legítimas glorias del ajedrez sudamericano, y Silvestre. Caldas Vianna – Silvestre 1-0

 

About German 226 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*