Clase 144 – Sintensis del tema

En realidad, desde el punto de vista de la experiencia recogida por nosotros a través de los ejemplos dados anteriormente, podríamos llegar en conclusión a las siguientes advertencias fundamentales:

1º En ajedrez no hay jugadas lógicas e ilógicas. Hay, simplemente, jugadas buenas o malas.

2º Cada posición tiene su lógica, ya que, para llegar a conclusiones fundadas sobre la mejor movida, es necesario tener en cuenta detalles sutiles que pasan inadvertidos con frecuencia cuando se estudia superficialmente la posición.

3º Las jugadas naturales son en realidad los lugares comunes del ajedrez. Habitualmente no producen inconvenientes y a menudo resulran el vehículo más simple para expresar un plan, pero en muchas oponunidades se agazapa tras su aparente bondad la derrota o la sorpresa desagradable.

4º Cuando un jugador se apodera de una columna abierta debe considerar si el programa que en ella tendrá la pieza que coloque es en realidad productivo. Las debilidades de la posición adversaria sólo son tales cuando pueden ser explotadas.

5º No basta apoderarse de un “hole” (punto débil rival que surge de una mala configuración de peones, por ejemplo: e4-d3-c4; el “hole” es el cuadro d4),
No es un texto válido sino que es necesario considerar si la pieza que allí se sitúa será eficaz, si no corre riesgos de ser eliminada, o si no existe otra ruta más clara para presionar al enemigo.

6º En los planteos deben hacerse jugadas de desarrollo siempre, pero ha de considerarse, si el adversario presiona en un punto fuerte, si no será mejor hacer una jugada antirrutinaria y desalojarlo de ese sector antes que se consolide definitivamente.

7º No basta, pues, desarrollarse, sino que hay que tratar de que el rival no logre entretanto una posición muy dominante y, para evitarlo, a menudo debe apelarse a movidas “ilógicas” para quien juzga las posiciones someramente.

8º La falta de lógica de las jugadas puede estar orientada por dos causas: por su inferioridad o por la diflcultad que para comprenderlas, las tiene quien las juzga. Muy a menudo se califica de ilógicas a las maniobras antirrutinarias.

9º Cada vez que un jugador proyecta realizar una jugada que repugna a la rutina, debe analizar cuidadosamente, pues el abuso de este tipo de maniobras sólo es tolerable en un gran maestro. Hay que agotar, primero, el caudal de planes “lógicos” y, cuando se observa que éstos fracasan, apelar a los grandes recursos de lo “ilógico”, que suele entrañar un considerable caudal de sorpresas para el rival.

10º Apartarse del concepto sanchezco de que el desarrollo en los planteos no es aconsejable para ningún principiante. Sólo un jugador avezado puede hacerlo en situaciones muy singulares. En ese estado de su capacidad, comprenderá si ha llegado el momento de apelar a las maniobras “ilógicas”, que suelen ser lógicas cuando se las comprende. A menudo constituyen simplemente un concepto nuevo sobre la técnica de los planteos, como en el caso de la variante central de la defensa Alekhine (1. e4 Cf6 2. e5 Cd5 3. c4 Cb6 4. d4), en la que las negras pierden tres tiempos sin desarrollar ninguna pieza, con el solo objeto de que las blancas tengan una conformación de peones tan peligrosa como endeble.

Admin bar avatar
About German 227 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

2 Comentarios

  1. Muy buen artículo, muchas gracias por tratar este tema yaqueno ve visto nada escrito y yo también he reflexionado sobre las jugadas naturales. Creo que una de las grandes diferencias (además de las aperturas, cálculo, finales …) entre los jugadores aficionados y los maestros está precisamente en “encontrar” las jugadas que no son naturales pero que son las adecuadas a lo que pide la posición y que por desgracia para mí están ocultas.

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*