Clase 25 – Los peones avanzados en 6ª ó 7ª como tema de ataque

Uno de los temas de combinación menos estudiados por los textos, pero más generosos en recursos, es el que surge de los peones avanzados que amenazan coronarse, aun cuando aparentemente no pueden hacerlo. Un peón así colocado, en sexta o séptima y en muchas ocasiones aun en la quinta línea, es el punto de origen de multitud de victorias siempre que reúna la valiosa característica de ser libre, es decir que no esté trabado por ningún peón adversrio. Hace mucho tiempo fue planteado el debate del peón libre y aislado. La sola enunciación de la característica de ese peón constituye la definición de sus virtudes y desventajas: es fuerte porque es libre, y es débil porque está aislado. Tartakower, que tiene mucho de técnico y mucho de humorista, cada vez que comenta una partida en la que se llega a una situacón de este tipo hace la reflexión sobre el distinto concepto que un peón así colocado provoca en los jugadores. Los optimistas, que forman legión en ajedrez, lo denominan siempre peón libre; los pesimistas, que abundan, especialmente cuando juzgan la posición adversaria, lo califican de peón aislado. Muchas veces se escucha al final de una partida el famoso: “Si, perdí una partida ganada. Hice lo que se me dio la gana. Lo presioné, luego le aislé un peón y se me escapó”. La misma partida, de parte del ganador, suele ser comentada así: “Fue divertido. Ensayó un ataque absurdo que me dejo un peón libre y, como es natural, le gané”. Y la verdad es que ambos tienen un poco de razón, con la única diferencia que exageran un poco. Un peón libre es una fuente de recursos muy valiosa, pero es también una grave preocupación. Podríamos mostrar infinidad de ejemplos, pero como ahora estamos encarando temas de combinación, es decir, el ajedrez desde el punto de vista del vencedor, consideraremos los recursos que brinda el peón libre para ganar partidas. Que ya llegará la opotunidad en que mostraremos las posiciones típicas en que los famosos peones libres son la base de las derrotas.

EL REY CONTIENE DEFECTUOSAMENTE LOS PEONES
Veamos primero un final que nos permitirá aclarar cuáles son los tipos de recursos tácticos que consideraremos más adelante, y que entran en el generoso título de “Temas de combinación”, que estamos desarrollando. A esta posición se llegó en una partida que se jugó en el torneo de Lemberg de 1926. Pietrovsky – NN 1-0

Ya sabemos cuál es el espíritu del tema, que seguiremos considerando. El siguiente ejemplo terminará por aclararlo.

EL SACRIFICIO PARA GANAR TIEMPOS
En la posición que sigue se verá la fuerza de un peón en sexta que puede colaborar en una posición de mate, y cómo se hilvana la victoria por medio de él.

UNA OBRA DE ARTE DE TEICHMANN
De mucha más jerarquía aún es el magnífico ejemplo de Teichmann en una partida jugada en el torneo de Berlín, de 1930. Teichmann,R – NN 1-0

Hemos observado, a través de una serie de ejemplos de distinta dificultad, pero igualmente valiosos, los recursos abundantes que para combinar nacen de la situación agresiva de los peones avanzados cuando están cerca del rey adversario y se pueden ganar tiempos mediante jaques intermedios. Sigamos con el tema.

UN EJEMPLO NEGATIVO (?)
El ejemplo que ahora presentamos es de menor jerarquía, por cierto, que el de Teichmann, pero demuestra cómo no es prudente dejarse encandilar con las ventajas aparentes que brinda un peón libre, y enseña los detalles tácticos que deben tenerse en cuenta. Se trata de un ejemplo negativo, ya que pierde quien tienen el peón pasado y pretende imponerlo, porque no repara en la posición de mate que el adversario teje sobre su desamparado monarca. Se trata de un final en el que se llegó a la siguiente posición:

RECURSO INGENIOSO
Instructiva, asimismo, por tratarse de una situación singular y una variación táctica notable, es la posición que insertamos en el diagrama:

Ejemplo simple, pero muy típico, ya que ha dado lugar a infinidad de victorias en este tipo de posiciones, es el que nos da el final de la partida que jugaron en Buenos Aires José Raúl Capablanca y Benito Villegas, en una de las exhibiciones individuales que realizó el gran maestro cubano en nuestra capital. Como se recordará, Capablanca estubo en dos oportunidades en Buenos Aires, contratado por el Club Argentino de Ajedrez, y en ambas realizó una inobjetable y terminante demostración de superioridad. El final de la partida que nos ocupa es así: Capablanca,J – Villegas,B 1-0

UN EJEMPLO DE SCHLECHTER
Muy similar a la anterior es este ejemplo de la partida entre Schlechter-Breyer del torneo de Baden de 1914. Breyer,G – Schlechter,C 0-1

UNA CELADA EN LA DEFENSA ESLAVA
Pero bueno es pasar a ejemplos de mayor categoría y más acentuada complejidad. Veámos cómo gravita el tema en la apertura, a través de una variante muy conocida e ingeniosa de la Defensa Eslava. Schlechter,C – Perlis,J 1-0

UN ERROR DE CONCEPTO
En una partida del campeonato de Dinamarca, de 1930, que jugó Alberto Nielsen, se llegó a la siguiente posición: Nielsen,A – NN 1-0

Finalmente veremos un ejemplo de la fuerza de un peón pasado y libre, que no tiene aparentemente buen sostén. Pero es tan abundante la gama de recursos tácticos que esto produce que las blancas pueden permitirse el lujo de realizar un chiste táctico para triunfar. Sultan Khan,M – NN 1-0

 

About German 226 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*