Clase 27 – La clavada como tema de mate

Iniciaremos ahora otro capítulo sobre los temas de combinación en ajedrez que estamos desarrollando. Queremos mostrar al aficionado la enorme cantidad de posiciones características en que surge clara la idea de la combinación y destacar en realidad el único secreto de la técnica de los buenos jugadores. ¡Cuántas veces suele el ajedrecista de calidad verse sorprendido por la pregunta de algún jugador bisoño que le dice: “¿Tiene usted alguna jugada oculta?” O que le reclama: “¿Por qué no me enseña usted alguna de esas combinaciones que permiten ganar rápidamente?” Cree una gran masa de jugadores que los buenos ajedrecistas saben cómo ganar en cualquier posición y que no lo enseñan porque son secretos que no conviene divulgar. Nada de eso existe en ajedrez, ya que ni aun las celadas en las aperturas tienen utilidad, pues sólo pueden producirse si el adversario juega mal a propósito. Lo único que hay de cierto en ajedrez es lo que estamos explicando al correr esta serie de capítulos, que constituye, quizá, el curso técnico y de divulgación ajedrecista más completo que se haya publicado nunca, por la extensión del mismo, la vinculación de los temas y porque para desarrollarlo ha sido posible consultar una serie amplia de volúmenes y entresacar de los mismos abundancia de ejemplos de gran calidad.

EL ÚNICO SECRETO DEL AJEDREZ
En ajedrez no hay combinaciones fijas ni maniobras aplicables a cualquier posición. Lo que hay son posiciones típicas que, al ofrecer determinada característica, permiten atrapar la idea de maniobras de combinaciones afines a todas las posiciones idénticas o similares. Así, por ejemplo, sucede en las posiciones en que el rey está en la banda, o hay piezas sobrecargadas, o existen caballos que pueden dar dobles, o un peón pasado y agresivo, o dos alfiles sobre el enroque; en fin, en toda la amplia serie de temas que hemos desarrollado. Ahora nos ocuparemos de uno que ya explicamos anteriormente, sobre las clavadas en ajedrez, pero que repetiremos en parte para dar completa unidad a este trabajo sobre temas de combinaciones ajedrecísticas. Además se trata de uno de los temas típicos fundamentales en materia de combinaciones y fáciles de producir, pues sus características son muy netas.

LAS PIEZAS CLAVADAS
La clavada, en ajedrez, es la base de toda una gran gama de maniobras de planteo, medio juego y final. Clavar una pieza es casi siempre una buena posibilidad que debe ser analizada con cuidado. Se clavan piezas en las aperturas para fiscalizar indirectamente casillas centrales o para restringir el desarrollo o para inmovilizar al adversario. Se clavan en el medio juego para realizar combinaciones y en el final para ganar tiempos vitales.
Por ejemplo, en la apertura del peón dama se juega:

LA CLAVADA COMO BASE DE COMBINACIÓN
Lo mismo sucede en la Defensa Francesa cuando se juega:

Se podrían citar así infinidad de aperturas, casi todas ellas en las que se clavan piezas para ganar tiempos de desarrollo, pero ahora nos interesan casos más concretos y veremos algunos. En la posición que sigue, producida en una partida entre Breyer, el malogrado maestro austríaco, y Englund, en el torneo de Scheveningen de 1913. Breyer,G – Englund,F 1-0

LA NECESIDAD AGUDIZA EL INGENIO EN AJEDREZ
Que la desesperación es madre de infinidad de triunfos en la vida, nadie lo ignora; un soldado desesperado puede convertirse en un héroe; un cobarde en un valiente y un vencido en un triunfador. En ajedrez sucede lo mismo. A menudo un error coloca a un jugador en posición perdida y ante la proximidad de la catástrofe se esfuerza y encuentra recursos extraordinarios para triunfar. El ejemplo que insertamos es aleccionador. En una partida entre Engels y Richter, del torneo de Nauheim, de 1935, se llegó a la posición que sigue: Engels,L – Richter,K 1-0

UNA CLAVADA OCULTA
Hemos visto aquí cómo a una amenaza de clavada se replicó con otra menos espectacular pero mucho más efectiva y un remate magistral, en una partida aparentemente perdida. Y finalmente veremos otra posición que gana teniendo como eje una clavada. Se produjo en una partida que disputaron Illa y Grau en el Torneo Mayor de 1924. Illa,R – Grau,R 0-1

SACRIFICIO PARA PROVOCAR UNA CLAVADA
Veamos un ejemplo muy ingenioso, sólo accesible para quienes comprendan perfectamente bien el tema que nos ocupa. Se produjo en una partida entre Abrahams y Thynne, en el torneo de Liverpool de 1930. Es así: Abrahams,G – Thynne,R 1-0

La idea de especular con el peón alfil rey clavadado, que se observa en multitud de partidas, ha originado una serie interminable de combinaciones. Por ejemplo la siguiente posición: Peón alfil rey clavado

EL PEÓN “f” CLAVADO
Esta idea de especular con la clavada del peón “f” en un enroque se observa en estos otros ejemplos: A la posición que sigue se arribó en una partida entre Mikenas y Schmidt, en el torneo de Brunn de 1931: Mikenas,V – Schmitt,L 1-0

El segundo ejemplo, en el que se trata más directamente la debilidad del peón de f7 clavado es así: La posición que sigue, de una partida que ganó Bogoljubow al rumano Erdelyi, es muy instructiva. Bogoljubow,E – Erdelyi,S 1-0

LAS FALSAS CLAVADAS
Ahora que no siempre hay que entusiasmarse con este tipo de posiciones, pues el menor detalle puede malograr los planes de quien busca la victoria. Por ejemplo, nadie puede olvidar lo que le sucedió al veterano maestro Marshall frente a Capablanca en el torneo de Nueva York de 1918, por dejarse arrastrar por una falsa clavada, sin reparar en que la pieza que ejercía la presión estaba sobrecargada, ya que desempeñaba otra misión. Marshall,F – Capablanca,J 0-1

Con estos ejemplos daremos por terminado este capítulo de temas de combinación, correspondiente a los recursos tácticos que brindan las piezas clavadas y cuáles son las situaciones típicas en estos casos. Lo que en síntesis hemos querido señalar es que una pieza clavada es un venero generoso de maniobras para el adversario y que el solo detalle de la existencia de la misma debe crear en el ajedrecista la necesidad de estudiar atentamente la posición que se le ha presentado.

About German 226 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*