Clase 29 – Las piezas sin sostén

Uno de los más viejos principios del ajedrez es el que se refiere a la necesidad de que todas la piezas estén sostenidas. No es prudente tener piezas carentes de sostén, y la verdadera armonía de una partida, su solidez y su éxito, dependen de que todas cooperen entres sí y se apoyen mutuamente formando un tejido perfecto. Como se observa, hasta en esto es aleccionador el juego milenario, que prueba palpablemente de qué manera la unión de todos los distintos esfuerzos lleva al triunfo y muestra cómo se castiga la falta de armonía. Pero este principio de no tener piezas sin sostén, como es natural, no puede ser cumplido con absoluta exactitud. En algunas oportunidades la natural presión de las piezas rivales, las incidencias de la lucha, y aun las necesidades del desarrollo, obligan a dejar piezas sin sostén transitoriamente. Pero lo que debe hacerse en esos casos es apoyarlas inmediatamente que se pueda y no dejarse encandilar con la aparente inexpugnabilidad de la pieza sin apoyo. A través de la serie de ejemplos que mostraremos, observaremos de qué manera las piezas sin sostén son temas de combinación. Tema parecido consideramos ya en otra oportunidad, pero no perteneciente a un estudio completo sobre la combinación en ajedrez, que es, en realidad, lo que ahora desarrollamos. Veremos, pues, cómo una pieza suelta, aun alejada de la zona de combate, suele ser el origen de graves disgustos. Por lo pronto, trataremos de inculcar en el aficionado la idea clara de que cada vez que observe que el adversario tiene una pieza indefensa debe tratar de buscar alguna maniobra que le permita combinar. No siempre es posible esto, pero existen maniobras típicas para atrapar la idea de la combinación, que trataremos de sintetizar a través de una serie de ejemplos que juzgamos valiosos y amenos.

LA DIAGONAL VULNERADA
Veremos primero un ejemplo más o menos burdo. Se trata de una dama sin apoyo que permite rematar una combinación. La posición se produjo en una partida que se disputó en el torneo de Berlín de 1929.

SIN SOSTÉN NO HAY PIEZA SEGURA
Más complicado es el ejemplo que ahora examinaremos y que muestra cómo una pieza alejada de la acción y aparentemente imposible de atacar es la causa de la derrota por estar sin el debido sostén. Marshall,F – Kupchik,A 1-0

VARIACIONES SOBRE EL TEMA DEL DESCUBIERTO
Idéntica idea bulle en las dos posiciones que insertamos, para mostrar cómo son de similares muchas combinaciones y cómo el conocimiento de procedimientos para sacar provecho de la situación de piezas indefensas es necesario para llevarlo a cabo y decidir partidas que aparentemente parecen inexpugnables. En una partida que jugó Richter en 1931 se llegó a esta posición: Richter,K – Moritz,B 1-0

Más complicado, pero idéntico en la idea, es el sacrificio ganador que efectuó Rellstab en el torneo de Berlín de 1929. También sacó provecho de una dama sin sostén, por medio de un sacrificio que fue seguido de un jaque a la descubierta que permitió atacar la pieza indefensa con economía de tiempo.
Rellstab,L – NN 1-0

LA PIEZA SIN SOSTÉN COMO RECURSO TÁCTICO
Y, finalmente, veremos una partida en la que la idea de ganar en mérito a la existencia de una pieza sin sostén sirve, no para definir la partida por esta vía, sino como procedimiento táctico para mejorar la situación de las piezas y ganar un final.

About German 226 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*