Clase 200 – La experiencia de los planteos modernos

Desde diversos ángulos hemos considerado el problema del alfil malo, de acuerdo con la precipitada definición que asignan los aficionados a los alfiles que se encuentran trabados por los propios peones. Hemos visto que en realidad es una pieza necesaria, ya que nunca debe considerarse la posición como un elemento estático, sino que debe tenerse en cuenta cuál es el plan a seguir y la transformación que sufrirá en el curso de las operaciones. Sólo así se explica que haya tan numerosos núcleos de planteos, y de planteos perfectamente jugables y aun dignos de ser recomendados por sus reservas ofensivas y defensivas, en los que voluntariamente se encierra el alfil. Para ser más claros, para evitar que se suponga que argumentamos sin solidez vamos a dar una reseña de planteos excelentes en los que se encierra el alfil dama y aun el de rey, sin que por eso se pueda argumentar que el alfil encerrado es una debilidad.

EL GAMBITO DE DAMA
En primer término la defensa Ortodoxa:

LA VARIANTE BUENOS AIRES
Así ha bautizado Luis Palau en su libro sobre el “Gambito de la Dama” a la variante que, partiendo de la Ortodoxa, o sea de la posición antes esbozada, sigue así: Variante – Buenos Aires

UN BUEN MODELO
Precisamente una de las más típicas, porque además destaca una de las maniobras existentes para dar juego al alfil encerrado, es la que sigue:
Falcon,E – Ojeda,J 0-1

OTROS PLANTEOS CON ALFIL ENCERRADO
Si pasamos al “Stonewall”, ya sea con las blancas o con las negras, el asunto se hace más claro. Veamos: 1. d4 d5 2. e3 c5 3. c3 Cc6 4. f4 Cf6 5. Ad3
e6 Df3, seguido de Ch3, Cd2, 0-0 y Cf2.

En este sistema de juego, que también suele practicarse con las negras, el alfil dama queda encerrado mucho tiempo y, sin embargo, logra ejercer una acción valiosa, ya que, como lo vimos en el ejemplo de Tartakower, que anteriormente examinamos, logra entrar en juego en la mayoría de las oportunidades cuando su acción es necesaria.

En muchas variantes “Indias” las blancas logran bloquear el centro, pero se encierra su alfil rey, ya que su propios peones le anulan la acción. No obstante, generalmente esta pieza es muy poderosa, puesto que da base a multitud de combinaciones. Ejemplo claro de esto lo dice la partida que Grünfeld, con las blancas, me ganó en la olimpiada de Varsovia, la que se desarrolló así: Gruenfeld,E – Grau,R 1-0

EN LA DEFENSA FRANCESA
Pasando a otro tipo de partida recordemos la Defensa Francesa. En ella las negras, en la primera jugada encierran el alfil y no están inferiores por esa causa. Irume,A – Grau,R 0-1

Hemos observado, pues, una serie de planteos muy usuales en los que el alfil dama se encierra, sin que por eso la lucha sufra entorpecimientos. Por el contrario, en todos ellos es muy eficaz, primero, su acción defensiva, y más tarde su poder de agresión. La dificultad del ajedrez no es la posición que se ve, sino las posiciones que de ella se derivan, y las piezas encerradas sólo deben preocupar cuando se observa que no existe medio de abrir el juego. Pero mientras haya otras piezas, mientras existan peones que puedan moverse, hay medios para hacerlas entrar en juego y con eficacia, ya que el adversario habitualmente no está preparado para luchar contra una pieza que no ha tenido en cuenta.

Admin bar avatar
About German 226 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*