Clase 201 – Conclusiones técnicas

1ª El alfil dama encerrado no es un alfil malo, sino en muy raras y contadas oportunidades.

2ª El alfil dama de las negras debe quedar en su casilla de origen, en muchas oportunidades, especialmente cuando el plan futuro tiene por norte las jugadas …, e5 o …, c5, rompiendo el fuego en el centro del tablero.

3ª Sólo existiendo el alfil dama estas jugadas no ofrecen peligros derivados de las debilidades de las casillas blancas laterales del peón que avanza.

4ª El intento de sacar el alfil fuera de la cadena de peones para dejarlo encerrado en ese nuevo sector es inferior, por lo general, a la maniobra de mantenerlo aprisionado provisionalmente en su casilla de origen, que suele ser la mejor de todo el tablero, de acuerdo con el sentido moderno de los planteos.

5ª El alfil dama es una pieza que debe ponerse en juego con mucho tacto, ya que no dispone de buenas casillas naturales en la mayoría de las aperturas. Por lo que es prudente sacarlo sólo cuando la estrategia medular de la partida está bien definida.

6ª Como los alfiles son superiores a los caballos, especialmente cuando actúan en pareja, la conservación del alfil tras los peones evita cambios que pueden ser desfavorables.

7ª Quien mantiene el alfil tras sus peones debe evitar que los peones rivales bloqueen totalmente a los propios peones, pues al no poder simplificarse la posición, los alfiles carecerán de valor agresivo.

8ª También con las blancas la retención del alfil tras la cadena de peones en el planteo para ponerlo en acción más tarde, como pasa en el Sistema Colle, y en muchas variantes del Gambito de Dama, es un plan estratégico muy eficaz.

9ª El alfil dama debe conservarse, puesto que así lo exige el norte de los planteos modernos y de la estrategia del juego, ya que sin esta pieza, transitoriamente encerrada entre sus propios peones, no podrían realizarse las usuales maniobras del medio juego de todos los planteos.

10ª El alfil dama y su movilidad es el problema más sutil del ajedrez y no debe preocupar otra cosa que la posibilidad de un bloqueo absoluto que lo inmovilice. Las negras, si juegan con cordura, siempre disponen de maniobras para hacerlo entrar pujantemente en juego.

Con esto queda rehabilitado el vilipendiado alfil ominoso, pues es una fuerza latente necesaria y de suma eficacia en el medio juego y en el final. Además, en muchos planteos no hay nada mejor que convertirlo transitoriamente en ominoso.

Admin bar avatar
About German 226 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*