Clase 31 – la falta de desarrollo y su importante gravitación en el ataque

El curso que estamos desarrollando tiende precisamente a esto, a dar los puntos de referencia para que los jugadores atrapen las ideas de combinaciones en ciertas posiciones con vicios en su estructura. Y que esos vicios se observan en multitud de partidas, aun en muchas que juegan presuntuosos maestros, lo que a menudo quienes saben técnica no reparan en detalles que permiten llevar a cabo combinaciones donde nada parece amenazarlas. Además, el hábito excesivo de jugar partidas posicionales les hace olvidar el juego de ataque y carecen de la sangre fría necesaria para defenderse ante ofensivas violentas. Y no les estaría de más repasar las partidas del gran Morphy, que asombraba con sus victorias, precisamente por su habildad para sacar provecho del mejor desarrollo y para traducir el sacrificio de material en la ganancia de tiempos, que, en realidad, es la síntesis de todo el juego de combinación.

UNA MINIATURA FAMOSA
Un ejemplo valioso de la verdad de esta afirmación nos lo da la partida miniatura que jugaron en 1935 los maestros franceses Gibaud y Lazard, dos veteranos del tablero. Gibaud,A – Lazard,F 0-1

UN ERROR REITERADO
Otro ejemplo muy usual, tanto que Rubinstein perdió dos partidas casi seguidas por esta causa, frente a Euwe, es el que se produce en el gambito de la dama con la maniobra que mostraremos y que se originó en una partida entre Meyer y Kelly. Meyer – Kelly Line

CÓMO SE EXPLOTAN LAS PIEZAS TRABADAS
Finalmente veremos algunas posiciones mal costruidas, que permiten, a pesar de sus aparente inexpugnabilidad, ser destruidas mediante sacrificios a causa de la acción defectuosa de las piezas del bando atacado. Johner,P – Mieses,J 1-0

LA DERROTA DE WINTER
Muy parecido es lo que pasó en la partida entre el holandés Noteboom y el campeón británico Winter. Noteboom,D – Winter,W 1-0

LA FUERZA DE LA DOBLE AMENAZA
Veremos ahora algunas combinaciones en las que se unen varios de los temas que hemos tratado. Observaremos cómo en casi todos los casos las dobles amenazas que surgen de la existencia de piezas sin sostén o mal apoyadas son el secreto de la victoria y el verdadero eje de derrotas sorprendentes. Y para robustecer esa afirmación mostraremos algunos nuevos ejemplos típicos. Examinemos el primero. En una partida jugada en Berlín, en 1930, se llegó a la posición que muestra el siguiente tablero:

LA OBSTRUCCIÓN Y EL DOBLE SACRIFICIO
Muy parecida es la idea madre de la combinación ganadora que halló Schories en una partida contra Leonhardt, que se jugó en el torneo de Pyrmont de 1933. Fue como lo muestra el diagrama siguiente. Shories,G – Leonhardt,P 1-0

UNA DERROTA DE ALEKHINE
Por cierto muy instructivo es el ejemplo que brindó la famosa partida que el Dr. Euwe y el Dr. Alekhine jugaron en el torneo de Zurich de 1934, y que fue la primera advertencia seria formulada al actual campeón mundial sobre la fuerza de su entonces futuro adversario por el título máximo. Como se recordará, una año más tarde Euwe batió al campeón mundial, lo despojó del título, para tener que cedérselo nuevamente en el match desquite que tan brillantemente se adjudicó Alekhine. La posición era así: Euwe,M – Alekhine,A 1-0

Como se observa, tanto en este caso como en los dos anteriores, la base de la victoria ha sido el tema de las piezas indefensas y la doble amenaza para explotar esa situación. Como los ejemplos son muy variados y complejos, seguiremos en el capítulo siguiente mostrando varios de ellos, por cierto muy valiosos.

 

 

Admin bar avatar
About German 227 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*