Clase 33 – Los falsos desarrollos de piezas

Como es natural, la doble amenaza en ajedrez tiene una fuerza extraordinaria, ya que no siempre es fácil hallar el expediente para neutralizarla en todos sus efectos. Pero también es posible afirmar que ninguna posición bien desarrollada puede ser objeto de ataques de este tipo, pues sobran los elementos defensivos. Ahora es necesario aclarar lo que entendemos por posiciones bien desarrolladas, ya que no lo son siempre aquellas en que están todas las piezas en juego. Buen desarrollo es desarrollo útil. Si, por ejemplo, en un planteo ambos caballos se sitúan en h3-a3, las piezas innegablemente han sido puestas en actividad, pero mal puestas en actividad, lo que a menudo es mucho peor aún que dejarlas inactivas. Si las piezas se ponen en acción sin respetar el principio básico de no dejar piezas sin sostén o con sostén insuficiente, se habrán desarrollado de criticable manera, y si se ordenan mal los peones en el planteo, por ejemplo: a2-b3-c2-d3-e3-f3-g2-h3, para citar un ejemplo absurdo, se podrán desarrollar más tarde bien las piezas, pero no será fácil remediar la situación de los peones sin la pérdida de numerosos tiempos y realizar nuevos avances, que harán más difícil el sostén de los peones.

En cambio, en los planteos, por citar aquella parte del ajedrez más fácil de legislar, será muy problemático cualquier ataque contra posiciones bien desarrolladas, como, por ejemplo, si se colocan las piezas de esta suerte: e4-Cf3-Ac4-Cc3-d3-Ae3- 0-0 -De2-Tad1.

O así: d4-c4-Cc3-Cf3-Ag5-e3-Tc1-Ad3- 0-0 -Dc2-Tfe1, etcétera.

En ambos casos las piezas están perfectamente distribuidas y sostenidas, lo que hace difícil cualquier agresión contra las mismas. Miles de posiciones podríamos mostrar donde el desarrollo es perfecto, ya que las piezas están en las casillas donde con menos riesgos desarrollan el máximo de actividad, pero como no es éste el tema central de este capítulo, nos concretaremos a mostrar las antes enunciadas, al solo objeto de la relación de las mismas con el tema que estamos considerando.

CÓMO SE CASTIGAN LOS PLANTEOS DEFECTUOSOS
Vemos, pues, que los ataques, dobles amenazas y demás combinaciones típicas, casi siempre son el producto de violaciones a la leyes más firmes de la técnica del ajedrez, aquellas que podrán haber sido sutilizadas, pero que no pueden olvidarse sin riesgo de quebrar la idea medular del juego y violentar los lógicos y permanentes principios de razonamiento que lo animan. Hasek,J – Tereba,R 1-0

DESOBSTRUCCIÓN Y DOBLE AMENAZA
Más complicado es, sin duda, el ejemplo siguiente, que se produjo en una partida que en el torneo de Berlín, de 1928, jugaron Richter y Schmidt.
Richter – Schmidt 1-0

VARIACIONES SOBRE UN TEMA CLÁSICO
Por cierto es parecido el ejemplo que damos a continuación, pues su fuerza se cobija en la amenaza de un mate y en el sacrificio de la pieza que obstruye a las encargadas de definir la lucha. Gumprich – NN 1-0

UN EJEMPLO SUTIL
Finalmente, veremos el mismo tema, sutilizado un tanto, pero que igualmente gira sobre la idea de atacar una pieza de gran valor y al par descubrir íntegramente la acción de la dama sobre el rey adversario. En el torneo de Leningrado de 1925 se llegó a la siguiente posición, en la partida Levenfisch-Freiman: Levenfish,G – Freiman,S 1-0

About German 226 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*