Clase 98 – La fuerza de la agresión lateral de peones

Comenzaremos a estudiar otro tipo de plan estratégico que tiene una fuerza extraordinaria. Se trata del sacrificio de peón efectuado simplemente con el propósito de restar fuerza al dominio central del adversario. Hemos expresado ya, en alguna otra oportunidad, la importancia fundamental que en la vida del ajedrez tiene la posesión del centro del tablero. El jugador que logra colocar sus peones en e4 y d4, sólidamente apoyados, o en d4 y c4 o en e4 y f4, posee una excelente situación en ese sector. Como se observará por ese enunciado de situación de peones, éstos, para ser fuertes, deben estar unidos, ya que, así como es excelente la situación de dos peones en cuarta, que actúan en columnas vecinas, suele ser peligrosa toda conformación de peones cuyos vértices más avanzados estén separados por una columna entre sí. Por ejemplo: e4 y c4 cuando el peón “d” queda retrasado en d3, o d4 y f4 cuando el peón “e” queda en e3, y así sucesivamente. Esto no quiere decir que no puedan construirse posiciones con peones así dispuestos, ya que hay muchos planteos cuya verdadera fuerza radica en esos avances de peones que, separados una columna entre sí, convergen su acción sobre un mismo punto del tablero. Por ejemplo: un peón en d4 y otro en f4 actúan simultáneamente sobre el cuadro e5 y fiscalizan de poderosa manera ese sector, tal cual sucede en el sistema “stonewall” de planteo. Pero todos los aficionados medianamente instruidos saben que es precisamente en la debilidad que se autocrean en su cuadro e4 quienes así avanzan sus peones en la que estriba la dudosa bondad de esos planteos, que sólo son buenos cuando, antes de colocar de esa suerte los peones, se ha tenido la prudencia de fiscalizar el cuadro e4 con el caballo dama y el alfil rey.

PLANTEOS BUENOS Y PLANTEOS DEFECTUOSOS
Un “stonewall” bien planteado se juega así:

EL SACRIFiCIO DEL PEÓN LATERAL
En estos casos urge como uno de los recursos inesperados de la posición, pero de una eficacia notable, el sacrificio posicional de un peón lateral que al agredir a uno de los dos peones rivales -cuya eficacia se multiplica por el hecho de estar unidos- pone a éste en el dilema de avanzar, lo cual resta elasticidad y cede puntos débiles, o tomar al atrevido provocador, y entonces deja de actuar en la zona central, que es la que consideramos realmente peligrosa. Pero mucho más claro que toda digresión es el ejemplo de algunas partidas reales en las que el conocimiento de este recurso, que adquiere las características de un tema estratégico, adaptable a todas las posiciones similares, sirvió para remediar males futuros y para asignar “chances” de triunfo a quien se hallaba en una incómoda situación.

EJEMPLO INSTRUCTIVO
La siguiente partida, que jugué en un torneo anual del Círculo de Ajedrez con Nogués Acuña, es valiosa por cuanto se muestran las dos cosas que hemos dicho al correr de las líneas anteriores. Nogués con las blancas juega el planteo más correctamente y coloca sus peones en su mejor disposición, y cuando la situación se tornaba grave, el negro consigue desviar las amenazas mediante un sacrificio lateral que a la vez le permite llevar el juego hacia una zona más favorable. Nogues Acuna,A – Grau,R 0-1

Admin bar avatar
About German 227 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*