Clase 36 – Las sutilezas del “tiempo” como elemento de combinación

Que la rapidez en la acción es la base del éxito en la mayoría de las actividades humanas es una añeja verdad. Y que la rapidez en llevar a cabo un plan es necesaria en el ajedrez en los momentos de ataque resulta, asimismo, verdad indestructible. Es claro que podría probarse que a menudo en ajedrez para ganar un tiempo es necesario perder un tiempo. La endiablada característica del “zugzwang” da un argumento terminante a quienes quisieran probar esto, ya que a menudo es preciso dejar que el rival mueva una pieza, pues de esta suerte deberá necesariamente realizar una mala jugada. Pero el tema que ahora consideramos está vinculado simplemente a las posiciones de ataque. Es decir, se trata del “tiempo” en relación con las combinaciones decisivas. En las posiciones de este tipo, en las que se debe desmoronar una situación o es necesario anticiparse a una agresión del rival, en las posiciones de juego abierto con el enroque vulnerado o el rey en peligro, gana quien primero toma la iniciativa. En estos casos las piezas valen por su acción inmediata y no por su mera existencia en el tablero. La lucha se torna aguda y vale más el tiempo que el material, y ésta es la razón de la serie de sacrificios que se efectúan con el solo objeto de ganar tiempo. No nos referimos al tiempo en los finales de partidas, ya que en esas posiciones tiene un carácter distinto al que ahora nos ocupa. En los finales, para ganar un tiempo en muchas posiciones debe perderse un tiempo, como en el “zugzwang”. En cambio, en las posiciones de ataque los tiempos se ganan con jugadas directas, agresivas, que limiten la réplica enemiga y la fuercen a efectuar las jugadas que uno necesita para lograr la victoria. Para esto se cuenta con el jugoso y heroico recurso del sacrificio, generalmente más espectacular que artísticamente valioso.

LA PÉRDIDA DE TIEMPO GANADORA
Veamos dos casos distintos. Primero la ganancia de tiempo mediante el sistema de “zugzwang”, o sea la pérdida de tiempo, y luego la ganancia de tiempo directa como tema de combinación, como recurso táctico de la victoria, que es, en realidad, la base del tema actual. En el torneo de San Remo, quizá donde el talento del Dr. Alekhine destacó más su vigorosa personalidad y donde logró una victoria más espectacular, se llegó a la siguiente posición en la partida entre el campeón del mundo y Aarón Nimzovich. Alekhine,A – Nimzowitsch,A 1-0

LA GANANCIA DE TIEMPOS
Este es un caso de pérdida de tiempo para ganar precisamente el tiempo que se necesita. Es uno de los tantos contrasentidos del ajedrez, en el que se debe jugar precisamente para hacer una mala jugada. En cambio, como nos interesa el ajedrez en esta oportunidad desde el ángulo puro de los temas de combinación, veremos algunas posiciones típicas, en las que se debe necesariamente ganar tiempos para triunfar. En muchas oportunidades estas combinaciones de sacrificios se realizan bajo el apremio de graves amenazas, y, lo que también es grave, con material de menos, lo que obliga a seguir esgrimiendo el arma heroica de la entrega de piezas, ya que en un final plácido se estaría perdido. En la vida a menudo se es héroe por casualidad o por obligación, y en ajedrez también. Por ejemplo: en la posición que ahora veremos las blancas realizan una combinación ganadora mediante una serie de sacrificios, pues saben que la simple pérdida de un tiempo puede ser fatal. La posición a la que se arribó es la del diagrama que sigue: Saunders – Winter,W 1-0

UNA PARTIDA MAGNÍFICA
Veremos ahora una partida bastante conocida, en la que la lucha entre el tiempo y el material tiene especialísima importancia, pues es el tema que la anima desde la apertura. Hartlaub,C – Testa,A 1-0

Admin bar avatar
About German 226 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*