Clase 108 – La coronación de los peones como problema táctico

La coronación de peones es la base y esencia del estudio completo de los finales, pero no será considerada bajo este aspecto. No nos mueve el espíritu de presentar un largo trabajo sobre finales técnicos. Este aspecto del juego será explicado más tarde, cuando hayamos avanzado más en la etapa que sobre estrategia general nos hemos impuesto. Por esta causa, el tema de la coronación de peones como base estratégica y táctica en la predefinición de la partida, en el momento en que agoniza el medio juego y se prepara la decisión, es lo que nos ocupa. Veremos partidas en las que la coronación del peón se produce de improviso y pone rápido fin a las acciones. Pero para comprender el tema y ver de qué manera se pasan peones necesitamos mostrar estas posiciones desnudas de material, para que se aprenda a girar con las más pequeñas, pero fundamentales piezas del ajedrez.

EL “ZUGZWANG” EN LOS FINALES
Comentemos un final de Halberstadt que nos muestra el diagrama: Halberstadt – 1-0

NUEVO EJEMPLO DE LASKER
Y ahora, después de la serie de ejemplos que hemos analizado, después de saber de los sistemas simples para pasar peones, de la lucha de ellos entre sí y no sin haber hecho alguna incursión en finales compuestos que nos han mostrado de qué manera abundan las posiciones en las que la coronación de un peón se hace posible mediante el sabio empleo de los recursos latentes, comenzaremos a considerar el tema en posiciones prácticas de partidas vivas y que no pertenecen a los dominios del final puro. Iniciaremos la consideración de este aspecto de los recursos tácticos que nacen de los peones libres cuando están apoyados en su marcha hacia la meta, con la posición a que llegaron en el torneo de Moscú, de 1935, el doctor Emanuel Lasker y el maestro soviético Lissitsin. La posición era, en cierto momento, la que muestra el diagrama: Lasker,E – Lissitsin,G ½-½

LA CORONACIÓN COMO MANIOBRA TÁCTICA
Paulatinamente avanzamos en el estudio de los problemas que se derivan de la amenaza de coronar un peón, factor que rompe un poco la lógica simple del juego. Pero no siempre se gana o se pierde por esta causa. En muchísimas oportunidades la amenaza de coronar el peón provoca una serie de temas tácticos, y se gana, más que por el incontenible avance del peón, por la posibilidad de llevarlo a efecto. Pero antes de seguir adelante justo es que estudiemos otro final, de Holm: Holm – 1-0

NOTABLE EJEMPLO DE ALEKHINE
Es un ejemplo simple, pero que muestra cómo se pasa un peón siempre en este tipo de posiciones. Ahora veremos cómo el tema de coronar un peón gravita de manera poderosa en un final aparememente difícil de definirse con tanta rapidez. Se trata del desenlace de un cotejo que ganó el Dr. Alekhine, con las blancas, en una sesión de partidas simutáneas que jugó en Groningen, en 1933. La posición a que se llegó desde el momento que interesa para el tema era la que sigue: Alekhine,A – NN 1-0

DOS FINALES DE HOLM
Para mostrar otro aspecto típico de filtraciones de peones daremos cabida ahora a dos finales de Holm que se ha especializado en los desenlaces de partidas donde se coronan peones. La posición del primer final es la siguiente: Holm 1 – 1-0

Antes de iniciar la inserción de partidas que tengan vinculación con él mismo y ver de qué manera la amenaza de coronar un peón tiene influencia en una lucha, comentaremos el otro final de Holm: Holm 2 – 1-0

BUEN EJEMPLO DE KERES
Veamos ahora la partida que jugó en el torneo por equipos de Munich el maestro estonio Paul Keres, casi una criatura en aquella época, contra el fuerte ajedrecista alemán K. Richter. En ella veremos gravitar la fuerza de un peón libre y pasado. Observaremos cómo de la amenaza de coronarlo hace Keres un tema de triunfo y luego cómo se produce una rápida carrera entre otros dos peones para que, por medio de la promoción, se materialice la anhelada victoria. La partida, por cierto lucida en todos sus detalles, fue así: Keres,P – Richter,K 1-0

UNA PARTIDA NOTABLE
Hemos considerado el tema de la coronación de peones desde diversos ángulos. Lo hemos visto gravitar en los finales, sabemos que de la lucha de peones entre sí nace la posibilidad de coronar un peón mediante el conocimiento de maniobras típicas y vimos de qué manera en el final artístico el tema ha sido hábilmente considerado. Ahora lo estamos analizando en la partida viva, en el medio juego, o mejor dicho, en el prefinal. Sabemos que no siempre la coronación del peón gana por el hecho de que el peón se corone, sino por las consecuencias a que da lugar el hecho. Ahora veremos una partida que en su hora tuvo honda repercusión en el país. Fue la que Pleci le ganó a Eliskases en el match de Austria con Argentina, del Torneo de las Naciones de Varsovia, de 1935. En la misma el ajedrecista argentino rayó a notable altura y remató la lucha en un momento de gran tensión por medio de un sacrificio que le permitió coronar un peón que aún se hallaba en la cuarta línea.
VICTORIA VALIOSA POR VARIAS RAZONES. La partida tuvo detalles notables. El team argentino jugaba sin suplentes y Pleci se hallaba enfermo. Sólo su gran patriotismo le impulsó a sobreponerse y presentarse frente a Eliskases para no perder la partida por ausencia. El capitán del team debió atenderlo durante toda la lucha descuidando su propia partida; mas, a pesar de su evidente malestar, Pleci jugó de impresionante, de notable manera. La partida, que insertamos, lo demostrará: Eliskases,E – Pleci,I 0-1

About German 226 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*