Clase 45 – Por qué se produce el jaque doble

Que hay en ajedrez multitud de detalles que facilitan el razonamiento del jugador, es una verdad añeja. Como que, de no existir puntos de referencia, no podría surgir el razonamiento. También existen detalles típicos que permiten realizar combinaciones lucidas especulando con eventuales situaciones de piezas rivales. Hemos visto cómo el vilipendiado jaque doble, o la doble amenaza por medio de un caballo, primitiva arma de todo principiante, en manos de maestros permite efectuar combinaciones lucidas. La idea, en realidad, es la misma en apariencia que la perseguida por el jugador bisoño, pero, si se analiza con breve detención, se observará que no. Una cosa es intentar dar un jaque doble por sorpresa, procedimiento que puede brindar victorias, pero en realidad deleznables, pues sólo especula con la tontería del rival, y otra es hacer del jaque doble un recurso táctico que permita debilitar la posición adversaria, o mejorar la situación de una propia pieza, o abrir paso a otra, o aun ganar material de manera matemática. Lo primero es, en este caso, una forma de divertirse a costa de la inocencia del adversario, lo que técnicamente no puede ser considerado con seriedad y, lo segundo, el triunfo del buen ajedrez. Y como este juego sólo puede merecer respeto por la calidad técnica que posee, y adquiere jerarquía por lo que significa, como pretexto para poner en ejercicio el razonamiento y dar libertad a la imaginación, sólo puede aceptarse cómo técnicamente honesta toda combinación que para nada tenga en cuenta la experiencia o inexperiencia del adversario. Y el jaque doble, generalmente arma un poco artera, puede tener la misma dignidad técnica que las otras combinaciones si se le emplea de la manera esbozada antes, y la que veremos ahora, a través de nuevos ejemplos sugeridos, como los anteriores, por el libro de Richter.

PIEZAS APARENTEMENTE INDEFENSAS
Veremos primero el ejemplo que ofrece la posición a que arribaron en una partida que jugaron en consulta Farnhi y Von Scheve contra Kostich y Gunsberg. En ella se logra, por medio de la amenaza de un doble, mejorar las posición de una pieza y lograr otro tipo de ventaja.
Fahrni/Von Scheve – Gunsberg/Kostic 1-0

LA “FOURCHETTE” Y EL JAQUE DOBLE
El ejemplo que insertamos ahora es mucho más bonito, pero también simple, ya que en realidad este tipo de combinaciones que nacen de ideas estratégicas tan primarias, una vez desnudadas del aderezo de algunas jugadas intermedias bonitas, difícilmente pueden llegar a impresionar decididamente. En realidad, la mayor o menor belleza que poseen surge de la habilidad para concebir el plan con gran anticipación. Veamos: A la posición del diagrama siguiente arribaron Bogoljubow, con las blancas, y Hans Müller, con las negras, en el torneo de Triberg de 1934. Bogoljubow,E – Muller,H 1-0

EL PRECIO DE UN ERROR

PIEZAS SOBRECARGADAS COMO TEMA DE DOBLES
En una partida jugada por Grünfeld, con las blancas, contra Eliskases, durante el torneo de Trebitsch, de 1935, se arribó a la posición que se reproduce en el diagrama siguiente: Gruenfeld,E – Eliskases,E 0-1

PERO HAY QUE DESCONFIAR SIEMPRE
Pero no siempre los jaque dobles son temas exactos de combinación, pues muchas veces por ganar un peón se deja mal situado el caballo que captura y esto puede ser muy grave. Cuando se especula con una combinación de doble hay que estudiar siempre las posibilidades de retornar al juego que tiene la pieza que entra en el juego rival, y el ejemplo de la partida entre Marshall y Swidrski es ilustrativo: Marshall,F – Swiderski,R 1-0

Admin bar avatar
About German 226 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

1 Comentario

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*