Clase 114 – Estrategia ; Los Planes estratégicos en los planteos

Anteriormente tratamos un tema que tiene alguna similitud con el que ahora nos ocupa. Se trataba de considerar el valor de las jugadas y la importancia dispar de movimientos de piezas. A menudo no se explica el público que asiste a la disputa de una partida de ajedrez por qué causas un jugador piensa en el planteo, largo tiempo, una movida aparentemente sin trascendencia. El avance de un peón que nada amenaza suele ser objeto de un laborioso análisis y de graves preocupaciones para el jugador avezado, y, en cambio, nada inquieta habitualmente al ajedrecista bisoño. La razón está en relación directa con la mayor capacidad y el distinto concepto que ambos tienen del ajedrez. Mientras un jugador principiante en realidad, se especializa en mover las piezas, y sus planes se reducen al accidente de cada jugada y cambia de idea a cada momento, un jugador experimentado hace de cada jugada un eslabón de su idea estratégica central. El ajedrecista de calidad construye una unidad perfecta cada vez que disputa una partida, o por lo menos intenta hacerlo, ya que para lograrlo, aparte de los naturales obstáculos que debe vencer, se agrega la frecuente falta de colaboración del adversario. Dijo una vez el Dr. Alekhine en uno de sus artículos más inspirados, y lo repitió al comentar un libro del problemista francés Lazard, que el drama del ajedrecista es superior al de cualquier artista. Para crear una obra maestra el jugador de ajedrez necesita de la colaboración de su rival. Sólo cuando dos fuerzas creadoras de notable calidad artística se unen y se identifican, puede cincelarse una partida magistral. De esa lucha entre la idea creadora de un gran talento y el deseo permanente del adversario de destruirla suele surgir la obra medular, las partidas de ajedrez que se perpetúan a través de los siglos, como modelos de un arte perfecto. Porque provocan emociones estéticas cada vez que se reproducen. Por esta causa sólo puede aceptarse como obra ajedrecística de calidad aquella partida en la que un jugador logra mantener una idea a través de todos los eventos y a pesar de los propósitos de destruir la del adversario. Y por esta causa suelen ser tan difíciles las jugadas de intrascendente apariencia. Los detalles tácticos de la partida suelen percibirse con menor facilidad que las movidas lógicas.

About German 226 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*