Clase 51 – La tactica es la base del ajedrez

Seguiremos desmenuzando el mismo tema, ya que en él se encierra todo el secreto del juego. Aquel que no sea un gran táctico no puede ser un gran ajedrecista. Podrá comprender estratégicamente el juego, podrá saber antes que nadie cuál es el verdadero norte de la lucha y tendrá una concepción precisa del camino de la victoria en líneas generales, pero no logrará triunfar casi nunca, ya que para llevar a feliz término un plan general en el ajedrez, como en la guerra, hace falta que haya ejecutantes de primera calidad que logren salvar los aparentemente minúsculos pero poderosos factores de detalles que se oponen a la verdad práctica de los planes. Muchas veces el maestro tiene la idea precisa de la victoria. Está mejor y sabe, con una anticipación extraordinaria a los acontecimientos, dónde debe definirse el combate. Maniobra así desde temprano con ese enorme norte, pero su clara visión le muestra que el accidente de un detalle de la configuración del frente enemigo le impedirá llevar a cabo la maniobra estratégica fundamental. Entonces se inicia el artero recurso táctico, que sólo tiene el aspecto de una escaramuza sin importancia, pero que en realidad es indispensable para el triunfo de todo plan. Son detalles que han gravitado en la vida del ajedrez desde que éste existe y que, llevados a la estrategia militar, han provocado más de un descalabro incomprensible. En la partida Nimzovich-Rubinstein observamos esto de una manera difícil de repetir, cuando, intrascendentemente en apariencia, Nimzovich obligó a que un alfil rival cambiara de lugar. El desplazamiento provocado de esta valiosa fuerza enemiga a una posición que semejaba tan buena como la anterior, debilitó el centro adversario, y bien es sabido que, si es posible a menudo neutralizar los efectos de la rotura de un flanco, muy difícil resulta evitar las concecuencias desastrosas del resquebrajamiento de la solidez central. Ahora observaremos algunas filigranas tácticas de Nimzovich, quien fue, sin duda, el más sutil de los ajedrecistas en este aspecto de la lucha. Solamente a esta habilidad suya para complicar la estrategia de la partida, para dar mucho más valor a las jugadas, a los detalles que a la unidad estratégica, se debió su extraordinario prestigio. De esta suerte probó que en el terreno de la práctica fracasan con mayor frecuencia los más sesudos estragos del ajedrez.

ALARDE TÉCNICO DE NIMZOVICH
Bajo el título por cierto sugerente de “Fantasía moderna sobre un tema de Chingorin”, que más parece de una obra musical que de un estudio ajedrecístico, Nimzovich dió a conocer hace varios años una serie de variantes sin base estratégica alguna, pero de una hermosa concepción táctica que justifica el calificativo de “fantasía” de su autor. Veamos: Nimzowitsch,A – Moller,J 1-0

LA CONTROVERSIA DE DOS TÁCTICOS
Esta partida, jugada entre Nimzovich y Möller, dio lugar a una serie de estudios y de sutilezas tácticas que culminaron en la partida por correspondencia entre NImzovich y el famoso analista danés Dr. Kraus, que se desarrollo así: Nimzowitsch,A – Krause,O ½-½

Admin bar avatar
About German 226 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*