Clase 55 – La clavada y la ganancia de tiempo

Hemos establecido que toda pieza que esté apoyada por una pieza clavada está mal defendida, y sabemos que esto es el tema de infinidad de combinaciones. Lo estudiamos ya a través de un tema característico, como es el del sacrificio de calidad para ganar tiempos en el ataque. Ahora lo consideraremos desde el más amplio campo de estrategia general. Veremos la importancia que tiene, para que este tipo de planes se produzca, la situación de un peón, por ejemplo, apoyado por una pieza mayor, o en una columna donde se encuentre el rey, ya que esto facilita la combinación de sacrificio transitorio, para clavar la pieza que se coloque en última instancia en ese sector. Dado el tono de este libro, que en realidad está orientado para que sea útil a los ajedrecistas bisoños y también a quienes ya dominan la técnica del juego, pasaremos por alto los ejemplos simples y mostraremos varios de combinaciones que han podido llevarse a efecto mediante la hábil explotación del tema de las clavadas de piezas, que ha dado motivo a que se construyeran multitud de problemas y se crearan finales hermosísimos.

LA FUERZA DE UN ALFIL EN LA CLAVADA
En una partida entre Englund y Breyer, que se jugó en el torneo de Scheveningen en 1913, se llegó a la siguiente posición: Breyer*,G – Englund,F 1-0

UNA MANIOBRA EXTRAORDINARIA
Interesante es la maniobra que para ganar su partida contra Thynne halló Abrahams en el torneo de Liverpool de 1932. Sólo el conocimiento de la fuerza
de las clavadas pudo permitir una victoria tan nítida y el hallazgo de una jugada tan absurda y eficaz. Abrahams-b,G – Thynne-b,R 1-0

LA DOBLE CLAVADA
Con más pujanza vemos el tema en el ejemplo que sigue, de una partida entre Bogoljubow y Erdelyi que se disputó en el rorneo de Praga de 1931. La posición era la siguiente: Bogoljubow-b,E – Erdelyi-b,S 1-0

OTRA VEZ EL CAZADOR CAZADO
Interesante es el ejemplo de la partida entre Chatard y un aficionado, que se disputó en París en 1906. En él veremos hasta qué punto es generoso el tema para brindar recursos salvadores en posiciones aparentemente perdidas. Chatard,E – NN 1-0

UN RECURSO INESPERADO
Estamos abundando en ejemplos, por cuanto no sólo son necesarios para dar acabada muestra de la importancia del tema y de la multitud de posiciones en que es aplicable, sino por el hecho de que constituye uno de los aspectos más bonitos del ajedrez. En la partida entre Fahrni y Duras, jugada en el torneo de Manheim de 1914 -aquel famoso certamen al cuál interrumpió la declaración de la gran guerra-, se produjo la posición que muestra el diagrama.
Fahrni,H – Duras,O 1-0

DOS TEMAS QUE SE CONFUNDEN: CLAVADA Y OBSTRUCCIÓN
Veamos un caso expresivo y, por cierto, simple, a pesar de su clave de problema. En una partida entre Eliskases y Holst se arribó a la siguiente posición:
Eliskases-b,E – Holzl-b 1-0

UNA OBRA MAESTRA
En la partida entre Steinitz y Bardeleben, uno de los monumentos del ajedrez de combinación, se produjo también una notable posición de clavada, que
reproducimos en la siguiente página: Steinitz-b – Bardeleben-b 1-0

UN ENGRANAJE DE CLAVADAS
Un ejemplo muy instructivo, por cuanto se adapta a la partida viva, y que puede presentarse frecuentemente, es el que produjeron Vidmar y Frydman en
el torneo de Budapest de 1934. Llevaba las blancas el joven y talentoso maestro polaco nombrado en último término. Frydman-b – Vidmar-b 0-1

LA INUTILIDAD DE UN ALFIL ÚTIL
Como punto final a estos ejemplos insertaremos la posición de una partida jugada por Blackburne en simultáneas, que se ganó de magistral manera por el amplio dominio de este tema, que enseña a explotar la situación que crean para un bando las piezas inmovilizadas en la defensa, que son siempre piezas clavadas, aun cuando nadie las ataque. Colburn – Blackburne,J 0-1

About German 226 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*