Clase 121 – El desarrollo prematuro de la dama

Todos los ajedrecistas, aun los menos experimentados, saben que poner en juego la dama prematuramente es un grave error. Apenas aprenden el movimiento de las piezas y la práctica les indica los riesgos que surgen de todas esas inocentes tentativas de dar mate por medio de atrevidas maniobras con la dama, se compenetran de la verdad de este principio, pero no alcanzan a comprenderlo en toda su complejidad. Aun ajedrecistas avezados incurren en este error, en posiciones de planteo de otro tipo y en determinados momentos del medio juego. El manejo de la dama es de una extraordinaria complejidad -en esto es también luminoso el ajedrez-. Exige una gran sagacidad del jugador, ya que el alto valor de esta pieza obliga a conservarla contra todos los eventos, y generalmente su imprudente actuación se traduce en pérdidas de tiempo vitales para la prosecución de la lucha. Generalmente se ofrece el cebo de un peón que indigesta a quien lo captura. Veremos, a través de una cinematográfica serie de ejemplos, cómo es de peligrosa la prematura actuación de la dama, pieza de reserva que debe entrar en combate en las posiciones abiertas, considerando siempre si dispone de una buena retirada. Es mucho más valioso poder replegarse con esta pieza que ganar un peón. Esto no quiere decir que haya que mantenerla inmóvil. No, por el contrario, debe sacarse provecho de su acción a larga distancia, pero es necesario considerar en cada caso la posibilidad que tiene el adversario de expulsarla, pues cuando esto no es posible realizarlo, la dama puede y debe entrar en juego inmediatamente. Pero primero mostremos los ejemplos y luego tratemos de sacar conclusiones técnicas para ver si sabemos atrapar en las redes de reglas más o menos felices los principios estratégicos fundamentales que hay que tener en cuenta cuando se cree necesario que la dama entre en combate.

UN EJEMPLO VULGAR
Pasaremos por alto los ejemplos que nacen de las tentativas de dar el mate Pastor y otras simplezas, para iniciarnos con algunas maniobras típicas basadas en el sacrificio del peón “b”. Por ejemplo, en el gambito de la dama, luego de las siguientes jugadas:

LA LECCIÓN DE PALAU A STRAUMANIS
Veremos ahora una partida magnífica jugada por Palau en el torneo de las Naciones, en La Haya, en 1928. En ella, el ajedrecista local se impuso merced a su habilidad para explotar la imprudencia de una aparatosa maniobra prematura que con la dama realizó su adversario: Strautmanis,A – Palau,L 0-1

LAS DESVENTURAS DE UNA DAMA ATREVIDA
Ahora veremos otro ejemplo. En él, el maestro Reti castiga un defecto de planteo de manera magnífica. Y veremos cómo una dama atrevida, que no quiso respetar el principio estratégico que ahora nos ocupa, luego de una alocada marcha por un complejo de casillas, hostigada y provocada por la habilidad de Reti, provocó la derrota de un ejército intacto aún. Se trata de la instructiva partida que  ganó Reti en el Torneo Mayor de 1924: Reti,R – Grau,R 1-0

Admin bar avatar
About German 226 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*