Clase 69 – Agria controversia entre un teórico y un estratego

A fines del siglo pasado el mundo ajedrecístico asistió a un duelo extraordinario. El Dr. Emanuel Lasker, campeón del mundo, era duramente combatido
por un compatriota suyo, técnico insuperable que no alcanzaba a comprender el secreto de las victorias del gran maestro prusiano. El doctor Siegbert Tarrasch estaba echando las bases firmes de la teoría de las aperturas y había llegado a conclusiones notables sobre una enorme cantidad de planteos.
Sus análisis asombraron a la época y una serie amplia de victorias en grandes torneos rubricó su derecho a la admiración de los ajedrecistas. Se enfrentó con el Dr. Lasker y fue batido. Artículos agrios demostraron que Tarrasch no estaba conforme con el resultado, pero nuevos triunfos de Lasker sobre otros adversarios que como, por ejemplo, Janovsky, llegaron al agravio contra el campeón del mundo, probaron que nada podía hacer la técnica de los planteos frente a la más amplia concepción estratégica del juego de Lasker. Este esgrimía una sola arma en sus partidas, aun a costa de ceder espacio, de dejarse atacar, de atravesar por períodos difíciles en la lucha. Lasker mantenía a toda costa y contra todos los eventos, sólidas conformaciones de peones y se
ajustaba a un solo y fundamental principio estratégico. Sabía que los peones dislocados, avanzados en exceso y separados en grupos sin relación entre sí, eran al final de las acciones tácticas bases permanentes de dificultades, y se concretaba a menudo a dejarse atacar, a crear aparentes dificultades, para precipitar al rival en agresiones que debilitaran sus cadenas de peones. Era la lucha sutil del estratego contra la impaciencia del táctico, y por medio de este secreto de su técnica fue durante 27 años campeón mundial.

UNA PARTIDA MODELO DEL DR. LASKER
Muchas son las partidas que se podrían mostrar para probar esta afirmación, pero bastará con que reproduzcamos una de las que le ganó al Dr. Tarrasch en el torneo de San Petersburgo de 1914, valiosa por la habilidad para destruir la conformación de peones adversaria y quitarle, por medio de sutiles maniobras, los puntos de apoyo que necesitan las piezas para ser efectivas. La partida fue así: Lasker,E – Tarrasch,S 1-0

PEONES BUENOS CONTRA PEONES MALOS
En una partida del torneo de San Petersburgo de 1896, que jugó Lasker, con las blancas, contra Steinitz, se llegó a la siguiente posición:
Lasker,E – Steinitz,W 1-0

IGUALDAD APARENTE DE MATERIAL
En una partida del match Lasker-Tarrasch, de 1908, se llegó a esto: Lasker,E – Tarrasch,S 1-0

 

PEONES DEFECTUOSOS: CASILLAS DÉBILES
Y un año más tarde, frente al doctor Tarrasch, también impuso Lasker desde el planteo su mejor configuración de peones. En una partida que se inició con la defensa Francesa, se llegó a esta situación: Lasker,E – Tarrasch,S 1-0

About German 226 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

1 Comentario

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*