Clase 130 – El sacrificio de calidad , arma táctica de varios ajedrecistas

En nuestro medio ha habido jugadores que han hecho del oportuno sacrificio de calidad, con fines puramente posicionales, una poderosa arma táctica. De ellos, quien más abusó de este expediente es Julio Lynch, figura consular de nuestro ajedrez, cuyo entusiasmo y eficiencia han comenzado a apagarse, pero que durante varios años atrajo gran parte de la admiración deportiva de los ajedrecistas sudamericanos. También Villegas ha debido la victoria en muchas partidas a este tipo de estrategia, y si no, entre otras, recordemos su excelente triunfo sobre Rodrigo Flores, en un torneo sudamericano. Y para aclarar cuál es el tipo de posiciones a que nos referimos, veremos varios ejemplos clásicos y algunos más simples. Se trata en todos ellos del sacrificio sin miras inmediatas de victoria, hecho sólo con fines de jugar una larga partida sin ataques muy violentos, pero en la que, paulatinamente, las piezas menores van demostrando su eficiencia.

LA LECCiÓN DE CAPABLANCA A MIESES
Empezaremos con la extraordinaria partida de Capablanca y Mieses jugada en 1913, verdadero modelo del tema: Mieses,J – Capablanca,J 0-1

RUBINSTEIN REPITE LA HAZAÑA FRENTE A COLLE
En una partida que jugaron Edgar Colle y el gran maestro polaco Akiba Rubinstein se llegó, después de la jugada 22 de las negras, a la posición del diagrama: Colle,E – Rubinstein,A 0-1

LA ELIMINACIÓN DE LA PIEZA MENOR FUERTE
Interesante ejemplo es la partida que jugaron en 1927, en Londres, los maestros Nimzovich y Buerger. Después de la jugada 30, se llegó a la siguiente posición: Nimzowitsch,A – Buerger,V 1-0

UN SACRIFICIO NECESARIO
Veremos el cotejo que disputaron Grau con las negras y Bensadón: Bensadon,R – Grau,R 0-1

About German 226 Articles
Soy German Spata ,Maestro FIDE Argentino , me dedico a formar jugadores con perfil competitivo. Actualmente gran parte de mis alumnos tienen objetivos serios en ganar los Campeonatos Nacionales Amateurs (Sub 2300/2000/1700) y Nacionales Infantiles.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Your email address will not be published.


*